Wednesday, October 05, 2005

Capítulo II (1615)

Que trata de la notable pendencia que Sancho Panza tuvo con la sobrina y ama de don Quijote, con otros sujetos graciosos.

Las voces que oyen don Quijote, el cura y el barbero, son de la sobrina y ama, que las da diciendo a Sancho Panza quien lucha por entrar a ver a don Quijote. Pero ellas no le dejan entrar.

Sancho tiene una fuerte discusión con la sobrina, quien le reclama por ir a sacar a don Quijote, cuando fue don Quijote el que sacó a Sancho.

Don Quijote, temeroso de que Sancho diga algo indebido los hizo callar, le dejó entrar, e hizo que los dejaran solos. El cura y el Barbero, preocupados por don Quijote, se despidieron de él.

Sancho, me incomoda mucho que digas que yo fui quine te sacó de tu casa, dijo don Quijote, sabiendo que juntos siempre hemos andado en las buenas y malas.

Sancho dijo que eso estaba puesto en razón, pero también dijo, que mientras que a él le pegaban, don Quijote se escondía.

Don Quijote respondió diciendo, que a él más le había dolido el espíritu, que a Sancho su cuerpo. Y decidió cambiar de tema.

Don Quijote le preguntó a Sancho, qué era lo que la gente hablaba sobre él.

Sancho estaba dispuesto a contarle, pero primero le hizo jurar que no se iba a enojar, y don Quijote aceptó

La gente dice que usted don Quijote está loco –dijo Sancho-, porque anda usando esa vestimenta tan extraña. Dice también que yo lo estoy, por seguirlo.

Eso no va conmigo, dijo don Quijote, pues siempre ando bien vestido.

Sancho le dijo que la gente lo tomaba por valiente pero desgraciado, gentil pero impertinente, etc. Pero siempre hablando mal de nosotros.

Don Quijote le dijo que todos los héroes siempre han sido calumniados hasta en lo más mínimo, y que él no sería el primero ni el último. Así que, ¡OH Sancho!, entre las tantas calumnias de buenos bien pueden pasar las mías, como no sean más de las que has dicho.

Sancho le dijo que aún había más cosas que decir, pero que luego le iba a traer a alguien que se las diga todas, ya que había llegado el hijo de Bartolomé Carrasco y me dijo que en libros andaba buscando la historia de usted, con nombre del Ingenioso Hidalgo don Quijote de la Mancha; y dice que me mientan a mí en ella con mi mismo nombre de Sancho Panza, y a la señora Dulcinea del Toboso, con otras cosas que pasamos nosotros a solas, que me hice cruces de espantado cómo las pudo saber el historiador que las escribió.

Don Quijote le dijo a Sancho que quizás era sabio encantador el que había escrito su historia.

Sancho le replicó que eso no podía ser, porque el autor de la historia se llama Cide Hamete Berenjena.

Don quijote creyó que el autor era moro, y Sancho también estaba de acuerdo.

Sancho le dijo a don Quijote que si quería, iba a ir por el hijo de Bartolomé Carrasco en holandas.

Don Quijote se alegró y dijo que estaba impaciente por saber de él.

Y, Sancho, dejando a su señor, se fue a buscar al bachiller, con el cual volvió de allí a poco espacio, y entre los tres pasaron un graciosísimo coloquio.

3 Comments:

Blogger Carlos Alberto said...

This comment has been removed by a blog administrator.

7:37 AM  
Blogger Carlos Alberto said...

Francisco:

El resumen de este capítulo ha sido un buen intento. Sin embargo, revísalo, corrígelo y reescríbelo perfeccionándolo. Procura utilizar expresiones actuales, de esta manera se comprenderá mejor tu resumen.

Atentamente,

Carlos Alberto

7:48 AM  
Blogger Francisco Javier Ramírez Mogollón said...

En la segunda tertulia, yo me he sentido muy concentrado en el tema, respetamdo lo que los demás decian sobre el tema.

8:23 AM  

Post a Comment

<< Home